El Plan Nacional de Desarrollo Humano 2012-2016, asume como premisa básica el Desarrollo Humano sustentable, es decir que todos los nicaragüenses, tengamos una vida digna y entre sus prioridades se encuentra “el crecimiento económico con incremento del trabajo, reducción de la pobreza y las desigualdades, con estabilidad macroeconómica, con soberanía, seguridad e integración en armonía con la Madre Tierra, en beneficio de las familias nicaragüenses”. A la vez considera que los recursos naturales son un bien valioso y vulnerable por lo que promueve la administración racional de los recursos, y no comprometer el patrimonio de las generaciones venideras.

 

En este contexto, el agua cobra un papel fundamental y estratégico; para su preservación es necesario el uso adecuado y racional del recurso, así mismo el agua de consumo humano, está ligada al bienestar, el desarrollo y a la salud. El bienestar social de la familia nicaragüense se vincula con el agua y a la vez con el servicio que recibe la población, así como la calidad, cantidad y continuidad del servicio. Así mismo en lo respectivo a la salud se liga el acceso al agua potable y al saneamiento.

 

Recursos Hídricos

 

Desde el punto de vista de Uso del Recursos Hídrico en Nicaragua, la administración del recurso hídrico no se ha realizado de manera integral e institucional, sin embargo, a la entrada en vigencia de la ley 620: Ley General de Aguas Nacionales, el gobierno de Nicaragua establece el marco jurídico institucional para la administración, gestión y manejo de los recursos hídricos a nivel nacional. Asi mismo, existen otras leyes y decretos complementarios que promueven el uso y aprovechamiento sostenible del recurso hídrico. Ver figura

 

 

Marco Jurídico Institucional

 

 

Category: